MORTAL ZOMBIE (1993)

Mortal Zombie es la tercera entrega de una trilogía conocida internacionalmente como Return of the living Dead.

La primera parte, llegó a España con el nombre de El regreso de los muertos vivientes (1985), de la mano del director Dan O’Bannon. Esta película, hacía mofa de la Saga Romero (con mucho respeto hacia él, no nos equivoquemos), y es cuando se empieza a hacer más conocida la palabra “¡Cereeeebrosssss!”en el mundillo de los zombies.

La segunda parte, recibe en nuestro país el título de La divertida noche de los zombies (1987), dirijida por Ken Wiederhorn, y con Tom Fox como productor. En esta entrega los zombis hablan por los codos, son más listos que el hambre, y además corren de lo lindo.

Y para completar la saga, tenemos Mortal Zombie, dirigida por Brian Yuzna. Esta última, no es cómica como las dos anteriores, sino que da un giro enorme resultando ser un drama.

Yuzna era fiel seguidor de los pasos de G. Romero y de O’Bannon, así que en su film intentó unir influencias de ambos. Yuzna habló con el productor (Gary Schmoeller), y ambos tuvieron claro que lo único importante de la saga era que los zombies debían comer cerebros. Y en segundo lugar, estaba el tema del contagio. Y se decidió que, los zombies no contagiaban solo con la saliva a través de los mordiscos si no que, una vez el humano mordido había muerto, se reanimaba como zombie-caníbal. Y para matarle sólo había que darle un tiro en el cerebro.

Estas eran las reglas de Romero, pero para O’Bannon era diferente. Cómo él está en contra de todo tipo de gobierno, se inventó lo del gas que reanima a los zombies. De esta forma, el gobierno pasa a ser el principal culpable.

Yuzna tenía que inventar un mito, ¿por qué los zombies comen cerebros? Un zombie es alguien que no está vivo, ni muerto, pero su sistema nervioso se va paralizando poco a poco. Y los nervios duelen, hasta para los no muertos. Con lo que, más que con carne, los zombies necesitan alimentarse de nervios para aplacar ese dolor y, ¿dónde hay más nervios que en el cerebro? Pues a partir de ahí es por donde avanza Yuzna.

Lo del ejército es todo influencia de O’Bannon. Es el pensar, ¿qué haría el gobierno con esta tecnología? Está claro: armas, para matar gente.

Pero pasemos a hablar del argumento. Curt y Julie son una pareja de novios. Curt es el hijo de un científico del ejército que ha dedicado su vida a un extraño experimento militar. Julie es una hermosa y desmadrada quinceañera (jajaja, me encanta esto de las edades… ¡qué crecidita está la chica para ser adolescente!). Curt consigue unos pases de seguridad y ambos chavales (jeje)se cuelan dentro de la base militar para espiar (y de paso vivir emociones fuertes). El Gobierno ha enviado a algunos agentes para ver los avances del Trioxin, un gas capaz de reanimar partes independientes del cuerpo, e investigar sobre sus posibles aplicaciones a soldados americanos.

Sin embargo, algo falla y durante el experimento, uno de los cadáveres cobra vida ante la sorpresa de los científicos, que no pueden controlar su descomunal fuerza. Mediante una inyección letal consiguen reducirle, pero no saben que el gas ha reanimado a otro cuerpo, que ha burlado los sistemas de vigilancia y está buscando alimento.

Después de pasar la noche juntos, Curt vuelve a casa y su padre le anuncia que por motivos laborales deben mudarse a otra ciudad. El joven no está dispuesto a marchar y abandonar a Julie, así que se enfrenta a su padre y huye de casa en su moto con Julie. Pero en la carretera, Curt va algo despistado y no ve venir un camión; al esquivarlo, se salen de la carretera y Julie recibe un golpe que le cuesta la vida. El joven no puede ver a su amada muerta y quedarse de brazos cruzados, así que decide regresar al laboratorio militar e intentar reanimarla mediante una dosis de gas Trioxin.

Tiene éxito y Julie resucita, pero es diferente. Su metabolismo ha experimentado algunos cambios y ahora tiene un hambre insaciable, se siente más débil y su ansia de sangre va aumentando. Curt para en una gasolinera para comprarle comida y allí se enfrentan con una panda callejera, enfrentamiento en el cual, Julie acaba mordiendo a uno de ellos. A partir de aquí, comienza una persecución de esta pandilla, que intenta vengarse de la pareja.

Curt y Julie logran escapar y es cuando conocen a un vagabundo que les ofrece cobijo. Pero los problemas no han hecho más que comenzar.

Julie descubre que, infringiéndose dolor calma su sed de sangre, y aunque pasea entre la vida y la muerte, no quiere parecerse a uno de esos monstruos que observó en la base militar. Por ese motivo y por el amor que le profesa a Curt, se niega a “devorarlo” y es cuando empieza a hacerse piercings por todo el cuerpo, porque el placer que siente con ello le hace olvidar su hambre voraz. Julie sabe que no está bien, y que seguramente lo suyo no tenga cura, pero se aferra a la vida todo lo que puede. A la vida y a su amor por Curt.
Por otro lado, Curt es consciente de que su novia es una zombie, pero el amor que siente por ella es más fuerte y la acepta tal y como es. Curt y Julie, son almas gemelas que permanecerán juntas hasta que la muerte les separe, o al menos lo intente, porque ni la muerte podrá derrotar la fuerza de su amor.

Una historia que bien podría ser la de Romeo y Julieta. A través de los tiempos, la muerte ha sido un pequeño precio a pagar por los amantes en su búsqueda de la felicidad eterna. Ahora, en el presente, Curt y Julie comprueban que el amor verdadero nunca muere.

La historia es romántica, gracias a John Penny (escritor de la novela), Y como curiosidad decir que Penny también sale en la película haciendo de soldado. Casi todos los ayudantes salen en este largometraje, porque no tenían suficiente dinero para extras.

La película en general, cuenta con una excelente combinación de elementos muy distintos entre sí, como la ciencia, los zombies, las máquinas, las tribus urabanas, las relaciones entre padres e hijos y, sobre todo, el verdadero amor.

Durante la parte final, desfilarán por la pantalla varios engendros mecánicos y seres reanimados mediante prótesis e implantes que nos mostraran que la crueldad del ser humano no tiene límites y es capaz de realizar los más salvajes experimentos en el nombre de la ciencia.

En España, coincidiendo con el éxito del videojuego “Mortal Kombat” fue traducida por “Mortal Zombie”, como reclamo para el sector del público más joven.

Injustamente se acusa al film de no tener nada que ver con sus dos predecesoras, lo cual no es cierto pues aparecen numerosos elementos que enlazan esta historia con la de las dos películas anteriores: la Trioxin 2-4-5, los tanques con zombies encerrados, el relato de primera resurrección en Pittsburg en 1969, la obsesión de los zombies por devorar cerebros, etc.

Y ya para finalizar y como dato curioso, señalar una incongruencia. Y es que, si los zombies comen cerebros, ¿por qué algunos muerden a sus víctimas en otras partes del cuerpo? Vamos a pensar, que como los zombies no son muy avispados, no tienen muy claro en qué parte del cuerpo está el cerebro…

Trailer de la película

Anuncios

~ por cinezombis en mayo 18, 2008.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: